ICE dejó largo tiempo en camionetas a niños migrantes

En julio de 2018, varias decenas de niños migrantes fueron dejados durante largos periodos en camionetas, bajo altas temperaturas y el intenso frío, cuando fueron trasladados de Harlingen a Los Fresnos, Texas, para procesar su reunificación con sus padres.

Se trató de menores de entre 5 y 12 años de edad, según un primer reporte hecho por NBC News un año después, donde se indicó que fueron 37 los niños afectados durante un viaje de supuestamente “30 minutos” que se prolongó varias horas.

Ahora, la Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) concluyó que los oficiales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) cometieron la falta, aunque su reporte afirma que los niños tuvieron acceso a atención y a un “clima adecuado” en los vehículos. “Confirmamos que los niños traídos a Port Isabel en julio el 15 de diciembre de 2018 esperaron periodos prolongados y, en muchos casos, durante la noche, para reunirse con sus padres”, indican las conclusiones.

A pesar de los hallazgos la agencia justificó que el personal de ICE “no estaba preparado” para atender la unificiación masiva de familias, aunque establece que la falta de coordinación entre esa dependencia del DHS y el Departamento de Salud y Servicios Humanos derivó en mayores conflictos, además de “subestimarse” la falta de recursos.

“Como resultado, algunos niños esperaban en vehículos… mientras otros esperaban en celdas de detención no utilizadas, aunque todos los niños estaban en ambientes con clima controlado y tenían acceso continuo a alimentos, agua y baños”, afirma el informe de 24 páginas firmado por el inspector general Joseph Cuffari. “Como las reunificaciones masivas continuaron en los siguientes días, el personal de ICE continuó con el procesamiento enfrentando problemas de espacio”.

El informe incluye respuesta de la agencia de ICE, entonces dirigida por Matthew Albence, quien reconoció las fallas.