ICE no tuvo compasión de un niño hispano de 5 años con el cráneo fracturado

Un niño guatemalteco de cinco años se fracturó el cráneo, pero eso no evitó que las autoridades migratorias lo detuvieran en una cita rutinaria a finales de enero junto a sus padres y su hermano. La familia ahora acusa de negligencia al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y le urge su puesta en libertad.

Los familiares directos denuncian que el pequeño Mateo, pese a su dolencia en la cabeza, fue trasladado en avión a un centro de detención de Texas junto con su madre y su hermano menor. También aseguran que el menor no recibió tratamiento durante dos semanas en arresto, aunque habría llorado y gritado de dolor repetidamente.

ICE negó por escrito que la madre, Milda Rodríguez, hubiera avisado de la condición del menor en el momento de su detención y que exámenes médicos no revelaron problemas.

Según el relato de la familia, el pasado 22 de diciembre Mateo cayó de un carrito de supermercado mientras jugaba con su hermano de 1 año. Fue dos días más tarde, tras los insistentes gritos de dolor del niño, que la familia visitó dos centros médicos en el área de Los Ángeles.

Los doctores le hicieron un MRI y detectaron sangre en el cerebro (hematoma epidural) y una fractura en el cráneo, según se comprueba en el reporte médico al que tuvo acceso Noticias Telemundo. La familia dice que nunca llegó a ir a las citas concertadas con un neurólogo y un neurocirujano porque quedaron truncadas por su arresto migratorio.

Ver artículo completo AQUÍ