ICE se defiende de informe sobre muertes y “crueldad” en centros de detención de inmigrantes

Kamyar Samimi murió bajo custodia federal en 2017 debido a la negligencia médica y abuso en un centro de detención de inmigrantes en Colorado, pero su escandalosa muerte no ha impedido que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) siga invirtiendo millones de dólares en empresas como GEO Group, a cargo de varios de esos centros en el país.

Así lo argumenta un informe divulgado ayer por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Colorado, en el que asegura que ICE opera centros de detención sin una supervisión significativa del gobierno, incluyendo el de Aurora, donde falleció Samimi en diciembre de 2017, y Evalin Alin Mandza, cinco años antes.

Esa instalación está en manos de GEO Group, que a través de los años ha recibido jugosos contratos de ICE para la gestión de diversos centros de detención en Estados Unidos.

Ver artículo completo AQUÍ