Indocumentado mexicano se libra de la pena de muerte. Trump usó su caso contra los inmigrantes

Uno de los ejemplos que ha situado el presidente Donald Trump en su retórica antiinmigrantes es el caso de Apolinar Altamirano, de 34 años. Este mexicano indocumentado está acusado de asesinar a tiros en 2015 a Grant Ronnebeck, un empleado de una tienda de conveniencia de Mesa, Phoenix.

El caso de Altamirano vuelve ahora a estar de actualidad ya que el fallo de un juez lo ha salvado de la pena de muerte. La discapacidad que padece el acusado fue la razón por la que ha pasado a enfrentar la cadena perpetua, en caso de que el próximo 1 de agosto sea declarado culpable de asesinar al empleado de 21 años.

La Oficina del Fiscal del condado de Miracopa, que procesa a Altamirano, está “revisando el análisis y el registro para evaluar los próximos pasos”. Esta declaración, que cita la agencia AP, no deja claro si apelarán la decisión.

Ver artículo completo AQUÍ