Indocumentados se pueden vacunar en Georgia sin presentar estatus migratorio

Autoridades estatales y organizaciones comunitarias en Georgia reiteraron este lunes que no se requiere presentar prueba del estatus legal en el país para recibir la vacuna contra la COVID-19, ante denuncias de inmigrantes indocumentados a lo que se les ha negado la dosis.

La portavoz del Departamento de Salud Pública de Georgia, Nancy Nydam, dijo a Efe que “el estatus migratorio no se considera para la vacunación” y que se comunicaron con una tienda Walmart en Georgia para asegurarse de que “tengan información precisa” tras reportarse la denuncia de una persona a la que le impidieron vacunarse por no tener papeles.

En los últimos días trascendió el caso del hispano Alejandro Arteaga, que denunció que no había podido conseguir una cita para vacunar a su padre en una tienda Walmart en la localidad de Chamblee, en el área metropolitana de Atlanta, porque no era residente legal en Estados Unidos.

La directora ejecutiva de Latino Community Fund (LCF Georgia), Gigi Pedraza, dijo a Efe que han recibido varios reportes similares al de Arteaga y que, en la mayoría de los casos, se atribuye a la “falta de entrenamiento de las personas atendiendo en las farmacias”.

“La vacuna es absolutamente gratuita y nadie necesita tener seguro ni número de Seguro Social para obtenerla. Entonces, si algún proveedor exige el pago de cualquier forma o exige que el cliente tenga un número de Seguro Social, está violando el acuerdo con el estado y debe ser reportado”, indicó Pedraza.

En el caso de Arteaga, que fue reportado inicialmente por el medio local Univisión 34, la tienda Walmart indicó que ellos no piden prueba de residencia, por lo que posiblemente se trató de un error de la empleada.