Inmigrante fue a entrevista para su “green card”, pero terminó expulsado de Estados Unidos

Una estadounidense no acaba de entender por qué su esposo, y padre de sus cuatro hijos, terminó siendo castigado y separado de su familia por diez años solo por decir la verdad a una pregunta sobre consumo de sustancias controladas en una solicitud de residencia permanente.

Christine Palomar lleva casi dos meses de incredulidad y angustia desde que autoridades migratorias le negaran la petición de Residencia Permanente a su esposo, José Palomar, en Ciudad Juárez, México, tras admitir que había consumido marihuana en el pasado

“Le dijeron que fuera honesto, que dijera la verdad, y él lo hizo, y ahora lo están castigando a él y a toda la familia por decir la verdad?”, explica la mujer.

Ver artículo completo AQUÍ