Los 10 estados donde la migra persigue en medio de la pandemia

La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) retomó en julio sus redadas en varios estados y aunque afirmó que se enfocó a “criminales”, al menos del 15% de los detenidos no dio detalles sobre haber cometido algún delito, salvo ser indocumentados.
Los operativos realizados hasta el 20 de agosto se concentraron en diez estados, donde se hicieron la mayoría de los arrestos: Texas, California, Utah, Nevada, Idaho, Montana, Colorado, Wyoming, Nueva York y Nueva Jersey.
En Texas se detuvo a 125 personas en el centro y sur del estado entre el 13 de julio al 20 de agosto, la agencia reconoció que detuvo a inmigrantes solamente por ser indocumentados.
En California, el equipo de Operaciones de Ejecución y Remoción (ERO) de ICE Los Ángeles detuvo a 300 personas.
“(Los oficiales) identificaron, apuntaron y arrestaron a extranjeros removibles que habían sido arrestados previamente, o tienen cargos o condenas pendientes, por delitos… incluidos, entre otros, asalto, agresión, robo… violencia doméstica, secuestro y delitos sexuales”, indicó la agencia.
La oficina de Denver, realizó operativos en Colorado y Wyoming que resultaron en arresto de 63 personas.
“Alrededor del 85 por ciento de los arrestados por ICE por cargos de inmigración también tenían condenas penales o cargos penales pendientes”, afirmó la agencia.
La oficina de Salt Lake, en Utah, hizo redadas en esa entidad, además de Nevada, Idaho y Montana, lo que derivó en el arresto de 122 personas.
En Nueva York se arrestó a 83 inmigrantes de 25 países, incluidos Albania, Argentina, Bangladesh, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Honduras, India, Israel, Italia, Jamaica, México, Nigeria, Pakistán, Perú, Polonia, Rusia, Trinidad y Uzbekistán.
Mientras que en Nueva Jersey se arrestó a 77 personas. La agencia destacó la captura de un ciudadano peruano que tiene una orden de Interpol en Perú por robo con agravantes.
La agencia adelantó que continuará con sus operativos, a menos de un mes de que concluya el año fiscal 2020.
“ICE continúa atacando a criminales extranjeros y otras amenazas a la seguridad pública y nacional todos los días”, indicó.
Agregó que se detendrá a cualquier persona sospechosa de ser indocumentado.
“ICE no exime a las clases o categorías de extranjeros removibles de la posible aplicación”, expuso. “Todos aquellos que violen la ley de inmigración pueden estar sujetos al arresto, detención y, si se determina que pueden ser removidos por orden final, a la deportación de los Estados Unidos”.
La agencia apuntó que toma en cuenta diversos factores al atacar y arrestar a personas, incluido su historial criminal y de inmigración.
La oficina, ahora dirigida en forma interina por Tony Pham, un refugiado de Vietnam que llegó al país con su familia en 1975, había suspendido sus operativos a finales de marzo, pero –sin aviso– los retomó en julio con las redadas que permitieron la captura de más de 2,000 personas.