Los esfuerzos para quitarle la ciudadanía a extranjeros naturalizados no se detienen

Desde su creación en febrero, los trabajos de una oficina para revocar la ciudadanía a inmigrantes que han cometido delitos graves no se detienen. Si bien el gobierno aseguró en aquel momento que solo perseguirá a aquellos que han cometido fraude al sistema de naturalización, activistas y defensores de los derechos civiles insisten en que se trata de una herramienta antiinmigrante.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), por su parte, menciona que sigue vigente el tema en el manual de políticas de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS). Y que en los últimos dos meses no ha habido cambios al reglamento.

Añade que, de acuerdo con el manual de políticas del servicio de inmigración, una persona que juró como ciudadano estadounidense está sujeta a la revocación de la naturalización si:

Ver artículo completo AQUÍ