Preso por cobrar hasta $4,000 dólares por visas de trabajo

Farmer workers Felipe Morale, right, and Manual Torres pick strawberries in the fields at Torresville farm in Chino on Wednesday, March 27, 2019. The berries are fresh picked daily and sold at the stand. (Photo by Watchara Phomicinda, The Press-Enterprise/SCNG)

El propietario de una empresa de reclutamiento de mano de obra agrícola en California fue sentenciado a pasar 12 meses en una prisión federal por su participación en un fraude migratorio que cobraba ilegalmente a mexicanos miles de dólares para obtener visas de trabajo H-2A.
Jorge Vásquez, de 60 años, propietario de H-2A Placement Services, fue sentenciado por la jueza de distrito de California, Josephine L. Staton, quien también le ordenó pagar 135.389 en restitución a las víctimas.
Según la acusación, el latino viajó a México para reclutar trabajadores agrícolas, a quienes se les cobró hasta $3,000 dólares para obtener sus visas H-2A, que les permiten ingresar a Estados Unidos a trabajar, generalmente en el sector de la agricultura.
El Departamento de Justicia (DOJ) dijo en un comunicado que Vásquez, también hizo falsas promesas a los trabajadores sobre cuánto tiempo serían válidas las visas y no les informó que se les cobraría por alojamiento, comida y transporte.
Además, el hispano acordó ilegalmente proporcionar visas a personas que ya están presentes en Estados Unidos a cambio de una tarifa de hasta $4,000 dólares.
Una de esas promesas fue hecha a un agente encubierto de la Oficina del Inspector General del Departamento del Trabajo. Vásquez creía que el investigador era un indocumentado que trabajaba en la industria de la construcción en Las Vegas y le cobró $4,000 dólares por conseguirle una visa H-2A.
Melquíades Jacinto Lara, de 64 años, de Santa Paula, propietario de J&D Harvesting, que contrataba trabajadores para granjas en el condado de Ventura, también hizo parte del fraude.