¿Quiénes reemplazaron a los inmigrantes en las plantas de pollo donde hubo redadas en Mississippi?

Las plantas de procesamiento de pollo donde hubo redadas en Mississippi el pasado agosto han recuperado una parte de fuerza laboral.

Un informe del New York Times revela que miembros de la comunidad negra en la región han tomado las plazas de trabajos en plantas como Koch Foods. El reporte indica que muchos fueron contratados en los días posteriores a las redadas en las que 680 inmigrantes hispanos fueron detenidos.

Los trabajadores negros volvieron a la industria en la que laboraron entre finales de la década de los 60 y mediados de los 80, antes de que las plantas decidieran ir por trabajadores migrantes a México para bajar costos operativos, motivados por la oportunidad de ganar más de $11 dólares por hora. Esos sueldos no se pueden ganar en tiendas minoristas o restaurantes de comida rápida, donde el pago es el mínimo del estado ($7.25).

Un gerente de un restaurante Sonic Drive-In dijo al diario neoyorquino que perdió 10 empleados a los pocos días de las redadas.

El reportaje de Richard Fausset también hace un recuento del dilema ético para los trabajadores negros ya que muchos lamentan la separación de familias hispanas y la persecución a los inmigrantes. Muchos son solidarios porque recuerdan los tiempos de la esclavitud.

Finalmente, el texto deja claro que el trabajo en las plantas de procesamiento de pollo es calificado como “duro” por los trabajadores. Esto lleva a pensar que la contratación actual podría estancarse, y las empresas podrían enfrentar a una escasez de trabajadores en el futuro.

Ver artículo completo AQUÍ