Se hizo pasar por agente de ICE para liberar a su amigo indocumentado, pero todo le salió mal

GUATEMALA CITY, GUATEMALA - MAY 29: An ICE agent with U.S. Homeland Security Investigations (HSI), watches as Guatemalan police investigate the scene after detaining a suspected human trafficker on May 29, 2019 in Guatemala City. Homeland Security agents accompanied Guatemalan police on an early morning raid, the first since Acting U.S. Homeland Security Secretary Kevin McAleenan signed an agreement with his Guatemalan counterparts, increasing cooperation on human and drug smuggling. McAleenan is on a four-day trip to Guatemala. (Photo by John Moore/Getty Images)

Ya sea para defraudar o atemorizar a los indocumentados, varias personas han fingido ser agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en años recientes. Un caso peculiar ocurrió en Kansas, donde un hombre llegó hasta una cárcel local alegando ser un oficial de ICE. Su fallido plan contemplaba liberar a su amigo indocumentado, quien fue detenido por usar la identidad de un ciudadano estadounidense.

El falso agente de ICE, Andrew J. Pleviak, de 42 años, fue sentenciado este martes en una corte federal de Wichita a nueve meses de prisión. Este hombre de 42 años trabajó para ICE, pero ya estaba fuera de esa dependencia cuando trató de ayudar al migrante Juan Tapia Alfaro el 3 de septiembre de 2019.

Tapia Alfaro conoció a Pleviak cuando trabajó en su casa en Topeka, de acuerdo con la acusación.

El migrante fue arrestado el 2 de agosto de 2019 por agentes de ICE, del Sheriff del condado Kingman y del Departamento de Ingresos del estado de Kansas. Le seguían los pasos porque él obtuvo una licencia de manejo usando el acta de nacimiento y número de Seguro Social de un puertorriqueño.

Un mes después, Pleviak comenzó a maquilar su plan. Ese día llamó a la cárcel de Kingman haciéndose pasar por Doug Thompson, supervisor de ICE en Wichita, y afirmando que Tapia Alfaro era un informante que trabajaba para ICE y la Administración para el Control de Drogas (DEA).

Esa solicitud le pareció extraño al agente que tomó la llamada y de inmediato se comunicó con la oficina local de ICE. Así confirmó en voz del propio supervisor Thompson que había estado conversando con un impostor. Tras analizar el audio de aquella llamada descubrieron que se trataba del exagente federal Pleviak.

Ver artículo completo AQUÍ