Separaciones forzadas en la frontera continúan y causan un “daño profundo” de largo plazo, según informe de HRW

Funcionarios federales continúan separando familias migrantes en la frontera con México causándoles “un daño profundo” que se prolonga en el tiempo, según revela un informe de la organización Human Rights Watch (HRW) publicado este martes.

“A través de entrevistas y análisis de presentaciones judiciales, HRW concluyó que es frecuente que se separe a niños y niñas de familiares adultos que no son sus padres”, se lee en el reporte. “Esto significa que, a menudo, los niños y las niñas son separados del cuidado de abuelos y abuelas, tíos y tías, y hermanos y hermanas mayores aun cuando exhiben documentos que acreditan la tutela o autorizaciones escritas emitidas por sus padres y madres”, agrega.

Ver artículo completo AQUÍ