Trump aprobó medida para negar asilo más rápido. Pero aún no la ha implementado. ¿Por qué?

La administración del presidente, Donald Trump, puso en marcha el pasado julio su medida más dura sobre el asilo: se trata de la que permite al Gobierno deportar a los solicitantes que no lo pidieron anteriormente a otro país por el que pasaron en su ruta hacia EEUU.

Pero actualmente la norma se ha implementado solo parcialmente, según NBC News. Hasta el pasado viernes, el momento en que se publicó la noticia de este medio, la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) todavía no había llevado a cabo deportaciones bajo el paraguas de esta regla. Así lo confirmó Paige Hughes, portavoz de esta agencia federal.

Mientras tanto, abogados de inmigración aseguran que hay migrantes para los que se ha ordenado el retorno, por los efectos de la nueva política, que siguen detenidos en EEUU. Los letrados afirman que estas personas no tienen derecho a quedarse, pero tampoco se ha puesto en marcha su traslado a los países de origen.

La razón de este retraso en la aplicación de la nueva norma no está claro, dice NBC News. Un exfuncionario de ICE asegura que existe cierta confusión en la agencia sobre si los inmigrantes deberían ser regresados a las naciones de las que proceden o a las que podrían acoger sus solicitudes de asilo.

Ver artículo completo AQUÍ