Un albergue migrante construye un refugio para contagiados con el COVID-19

Un pastor y un grupo de voluntarios de uno de los albergues migrantes más humildes en Tijuana construye contra reloj, el que posiblemente será el único refugio para personas que se contagien con el COVID-19.

“Queremos terminarlo antes de un mes”, dice a La Opinión el pastor Salvador Zepeda, del albergue Roca de Salvación. “Nosotros ponemos la mano de obra y si nos dan el material, lo tendremos listo antes de que el COVID-19 devaste a Tijuana”.

Según sus cálculos, en algún momento el refugio podría albergar en cuarentena hasta a 70 personas.

Entusiasmado, el pastor recorrió la construcción mientras mostraba lo que sería cada sección. “Faltan las ventanas, las puertas, a la cocina le falta el techo, tenemos que echar un piso, no tenemos nada de lo eléctrico y tenemos los baños ya listos, pero no tenemos las regaderas para agua caliente y fría”.

El grupo ya ayuda a 90 personas en un refugio, en su mayoría niños, mujeres, ancianos. Y a unos 700 pies de distancia ahora construye en refugio para los enfermos de COVID-19, junto a su centro de oraciones.

“Pues, empezamos sin nada, más que la idea y las ganas de ayudar; lo hacemos con mucho amor”, dice el Pastor. Enseguida que empezaron, comenzó a fluir alguna ayuda con la que han dado forma a su proyecto.

Si el refugio está listo dentro de un mes, para finales de abril, ayudará para cuando el secretario de Salud de Baja California, Alonso Pérez Rico, calcula que habrá brotado la enfermedad entre más de un millón 600 mil residentes de Tijuana.

El refugio de la iglesia la Roca de Salvación sería el único, a falta de hospitales en la zona, que podría albergar a personas en cuarentena desde la Colonia Azteca, a la falta del Cerro Colorado, el más representativo de Tijuana.

Ver artículo completo AQUÍ