HONDUREÑO CON VIH RECIBE APOYO EN COLUMBUS

Las pandillas persiguieron a Edwin Ballestero fuera de Honduras, su país natal. Imposible de permanecer en la capital del país centroamericano, donde había sido discriminado por su origen étnico y su estado de VIH, Ballestero partió hacia los Estados Unidos.

Ballestero, de 20 años, miembro de un pequeño grupo de personas afro-indígenas llamado Garífuna, dijo que ha encontrado el apoyo soñado durante años, en una comunidad de Columbus, desde que llegó a fines de mayo.

«Dije que la esperanza es lo último que perdería», dijo.

Avanza Together, una organización de Columbus sin fines de lucro que ayuda a apoyar y conectar a los inmigrantes, ha recaudado a través de Facebook más de $ 5,000 para los honorarios legales del caso  Ballestero.

La organización contrató recientemente a un abogado para que lo ayude a presentar su solicitud de asilo, ya que se le permitió ingresar al país para que realice su proceso legal.

Gran parte del apoyo que ha recibido proviene de personas vinculadas a Montana de Luz, una organización religiosa en Worthington que opera un hogar para niños en zonas rurales de Honduras para personas con VIH o SIDA. Muchos habitantes del centro de Ohio han viajado al hogar como parte de los viajes de servicio y misión para ayudar a los niños VIH positivos, como Ballestero, que vivió allí durante algunos años.

«Esto tiene una gran conexión con las iglesias locales», dijo Virginia Nunes Gutiérrez, directora ejecutiva de Avanza Together. «(Los voluntarios) ven que son niños los que hay ahí, … y ellos ven que alguien está tratando de escapar de esa situación».

Hay muchos malentendidos en torno al VIH en Honduras, y «el estigma es alucinante», dijo Nicole Felice López, directora de desarrollo y comunicaciones de Montana de Luz.

Ver artículo completo AQUÍ