Hombre de Arizona es acusado de asesinar a su hijo al querer exorcizarlo

Un hombre de Tucson (Arizona) enfrenta cargos de asesinato en primer grado por verter agua muy caliente sobre la garganta de su hijo de 6 años alegando que el menor estaba poseído por un “demonio” y esa era la forma de exorcizarlo, informan este martes medios nacionales.

Pablo Martínez, de 31 años, está acusado de matar al niño “con malicia y premeditación”, después de sostener al menor debajo del grifo de agua ardiendo entre 5 y 10 minutos.

De acuerdo a documentos judiciales dados a conocer el lunes, los agentes del Departamento de Policía de Pascua Yaqui fueron llamados a una casa en una reserva indígena de Arizona, donde encontraron al niño ya sin respiración tendido en una cama.

Ver artículo completo AQUÍ