Brasil volvió a registrar más de 1.000 nuevas muertes por coronavirus

El Ministerio de Salud de Brasil reportó este miércoles 1086 nuevos muertos por coronavirus en las últimas 24 horas, elevando el total de decesos por COVID-19 a 25.598. El balance de infectados, en tanto, ascendió a 411.821, tras registrar 20.599 nuevos casos.

Del total de contagiados, 166.647 se recuperaron, mientras que 219.576 siguen en tratamiento, de acuerdo a lo indicado por las autoridades sanitarias.

Con 89.483 casos y 6.712 muertes, San Pablo sigue siendo el estado más afectado por la pandemia. Le siguen Río de Janeiro, con 42.398 infectados y 4.605, Ceará (37.275 y 2.671), y Amazonas (33.508 y 1.891).

A nivel mundial, Brasil se mantiene como el segundo país más afectado, sólo detrás de Estados Unidos, que registra 1.695.776 casos y 100.271 muertes, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Pese a ser uno de los estados más golpeados, el gobernador de San Pablo, Joao Doria anunció este miércoles la reapertura gradual de la economía en algunas regiones a partir del 1 junio. “Mantendremos la cuarentena hasta el 15 de junio, pero con la retomada de algunas actividades económicas”, señaló Doria en una rueda de prensa junto al alcalde de San Pablo, Bruno Covas.

Las primeras medidas de restricción de la circulación de personas en San Pablo fueron adoptadas el pasado 24 de marzo, un mes después de que se detectara el primer caso en Brasil, y fueron prorrogadas sucesivamente. Pese a que el Gobierno regional barajó relajarlas a partir del 11 de mayo, Doria decidió a comienzos de este mes prolongar la cuarentena tras reconocer la gravedad de la crisis sanitaria en el estado, donde viven 46 millones de habitantes.

La reapertura se dividirá ahora en 5 fases y, de acuerdo con el gobernador, se producirá en aquellas regiones del estado en las que se registre una reducción consistente del número de casos y cuenten con camas disponibles en los hospitales públicos y privados.

La enfermedad avanza en un momento de crisis política, agudizada por la falta de articulación entre el presidente Jair Bolsonaro, que considera que las cuarentenas atentan contra la economía, y la mayoría de los 27 gobernadores a favor de medidas de confinamiento para preservar la capacidad del sistema público de salud.

Ver artículo completo AQUÍ