Cómo la esterilización forzada perjudicó a miles en California, especialmente a las mujeres latinas

Iris López tenía 18 años cuando en 1942 comenzó a trabajar en los astilleros Calship Yards en Los Ángeles. Construir los Buques de la Victoria no sólo ayudaría con los esfuerzos durante la Segunda Guerra Mundial sino que le permitiría a la joven mexicana-estadounidense mantener a su familia.

Pero antes de que Iris se uniera a estos esfuerzos, cuando las oportunidades económicas se abrieron para mujeres y jóvenes de color, había formado parte de una historia mucho menos conocida y siniestra: a los 16 años había sido internada en una institución de California y esterilizada.

Iris no está sola. En la primera mitad del siglo XX, aproximadamente 60,000 personas fueron esterilizadas a través de programas de eugenesia en Estados Unidos. Diferentes leyes en 32 estados permitieron a funcionarios públicos en instituciones estatales, así como de salud pública y trabajo social, esterilizar a las personas que ellos consideraban «no aptas» para tener bebés.

California fue un líder en estos esfuerzos de ingeniería social. Entre los años 1920 y 1950, Iris y unas 20,000 personas –un tercio del total nacional– fueron esterilizadas en las instituciones del estado para enfermos mentales y discapacitados.

Ver articulo completo AQUÍ