El sedentarismo duplicaría el riesgo de muerte

Pasar décadas sentado y no hacer ejercicio podría significar una vida mucho más corta, según encontró una reciente investigación tras monitorizar a más de 23,000 adultos a lo largo de 20 años. Los autores encontraron que aquellos que fueron inactivos a lo largo de ese periodo tenían el doble de riesgo de una muerte prematura, en comparación con los que eran físicamente activos.

“Para obtener los máximos beneficios de la actividad física en términos de la protección contra la muerte prematura por todas las causas, hay que seguir siendo físicamente activo”, señaló la autora principal del estudio, la doctora Trine Moholdt, de la Universidad Noruega de Ciencias y Tecnología (NTNU).

Sin embargo, alentó a aquellos que son sedentarios, señalando que nunca es tarde para comenzar a moverse. “También se puede reducir el riesgo adoptando la actividad física a una edad más avanzada, aunque no se haya sido activo antes”.

Ver artículo completo AQUÍ