La adicción a la sal es similar a la de cocaína

La sal puede considerarse como una droga por sus efectos perjudiciales a nuestra salud, y que crea una adicción similar a la cocaína, alerta la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Se reconoce el círculo vicioso de una adicción, recompensa, el placer, la consolidación de los hábitos, el aprendizaje y la memoria.

La adicción a la sal activa el sistema, recompensa cerebral induciendo el deseo y búsqueda de alimentos salados.

La ingesta de sal (como con la ingesta de grasa, azúcar o cafeína) induce la activación de hipotálamo lateral (LHT) que libera dopamina y glutamato, a su vez estimula al cuerpo estriado ventral (núcleo accumbens, NA) y otras estructuras del sistema límbico provistas de dopamina, opioides endógenos y receptores cannabinoides.

En un estudio elaborado en ratones por las universidades de Duke y Melbourne demostró que la necesidad de consumir sal era la misma que la relacionada con la adicción a la cocaína o a los opiáceos como la heroína.

Ver artículo completo AQUÍ