Libros vs pantallas: muestran las diferencias en el cerebro de los niños

Dos recientes investigaciones alertan a los padres que normalmente prestan a sus hijos celulares o tabletas para que se distraigan o calmen. Según sus hallazgos, aquellos niños en años formativos que pasaban más tiempo frente a dispositivos tenían menos capacidades necesarias para apoyar el aprendizaje que aquellos que con frecuencia leían libros con sus cuidadores.

Los trabajos fueron realizados por el Reading & Literacy Discovery Center del Hospital de Niños de Cincinnati y publicados en Acta Paediatrica. Los investigadores analizaron la materia blanca de 47 niños sanos de entre tres y cinco años que aún no habían comenzado el jardín de infantes y qué variaciones sufría dependiendo los hábitos del infante.

La materia o sustancia blanca se encuentra en los tejidos más profundos del cerebro (llamados subcorticales) y contiene fibras nerviosas (axones), que son extensiones de las neuronas. Muchas de estas fibras están rodeadas por un tipo de envoltura o capa llamada mielina, que le da a la materia su color.

El aumento y la organización de la materia blanca es fundamental para que el cerebro pueda comunicarse a través de sus diversas partes, lo que aumenta su funcionalidad y capacidad de aprendizaje. Sin un sistema de comunicación bien desarrollado, la velocidad de procesamiento del cerebro se ralentiza y el aprendizaje se ve afectado.

Ver artículo completo AQUÍ