Niña queda paralizada por un ataque de garrapatas

Después de regresar de un campamento, una madre encontró garrapatas en la cabeza de su hija de siete años. Aunque las sacó de inmediato, esto no impidió lo que le pasaría 10 días después a la pequeña: su cuerpo se paralizó.

Las garrapatas son insectos que viven en entornos naturales y se pueden adherir con fuerza a la piel cuando se pasea entre arbustos, plantas y pasto. Suelen preferir las zonas más calientes, como las axilas, la ingle y el cabello y, una vez pegadas, comienzan a chupar sangre.

Al cabo de unos días, los pies y la espalda de la niña comenzaran a dormirse, al cabo de unos días. Heidi Ganahl, su madre, quiso compartir su experiencia para alertar a otros padres sobre las enfermedades que pueden causar estos insectos.

Ver artículo completo AQUÍ