¿Por qué es importante consumir alimentos con vitamina D en invierno?

Es en invierno cuando más necesitamos vitamina D y menos la obtenemos. Dicha vitamina es muy importante para el cuerpo. Los músculos la necesitan para el movimiento. Ayuda a mantener los huesos fuertes y además mejora la capacidad del sistema inmunitario para combatir infecciones y reducir la inflamación.

La piel produce vitamina D al exponerse directamente a la luz solar por ello le llaman “la vitamina del sol”.

La piel expuesta a la luz solar en ambientes interiores, a través de una ventana, no produce vitamina D. Otra forma de obtenerla es a través de ciertos alimentos (muy pocos contienen esta vitamina en forma natural).

Los nervios la necesitan la vitamina D para transmitir mensajes entre el cerebro y cada parte del cuerpo. El sistema inmunitario la requiere para combatir los virus y bacterias que lo invaden.

La vitamina D ayuda a absorber el calcio. Las personas con deficiencia de dicha vitamina pueden tener huesos débiles, delgados y frágiles.

Cantorna señala que la vitamina D también aumenta la cantidad y diversidad de microbios que viven en el intestino, lo que en conjunto reduce la inflamación en todo el cuerpo.

Ver artículo completo AQUÍ