¿Por qué quieres seguir comiendo aun cuando estas lleno?

Cuando la comida abunda, ya sea en reuniones o estás solo en casa y decides ordenar pizza, ¿te has descubierto que no puedes parar de comer aun cuando estas lleno?

Has notado que curiosamente no te pasa con todos los alimentos, y por lo general sucede con aquellos que más te suben de peso y son menos saludables, como papas fritas, pizzas, hamburguesas, refrescos o helados.

La razón es porque dichos alimentos contienen sustancias que activan mecanismos en el cerebro que retrasan la sensación de saciedad, haciendo que comamos y comamos sin darnos cuenta de cuándo es suficiente, señalan investigadoras del Centro Cofrin Logan.

En los alimentos adictivos se mejora de manera artificial su palatabilidad (sabor agradable) de lo que sería normalmente, los investigadores llaman a esto hiperpalatabilidad, en palabras sencillas, lo hacen que sepa aún más delicioso y que como dijera un viejo comercial de papas “no puedes comer solo una”.

Los alimentos con dos o más ingredientes clave vinculados a la palatabilidad, azúcar, sal, grasa o carbohidratos, pueden activar los neurocircuitos de recompensa cerebral de manera similar a las drogas como la cocaína u opioides.

Ver artículo completo AQUÍ