¿Puede la música reemplazar ciertos sedantes para la ansiedad?

La música es un arte que nos acompaña en todo momento, muchas veces incluso sin buscarlo. Por ello, en los últimos años muchas investigaciones decidieron estudiar sus efectos sobre la salud, encontrando que puede ser buena para aliviar dolores, estimular procesos cognitivos o mejorar la coordinación y práctica de deportes. Ahora, un nuevo trabajo comparó por primera vez su efecto con el de las benzodiazepinas, medicamentos que se utilizan como sedantes para la ansiedad preoperatoria.

Este tipo de ansiedad es una respuesta común que aparece antes de someterse a cualquier tipo de cirugía o tratamiento médico. Muchos expertos coinciden que este reflejo puede causar efectos negativos que dificulten los procesos de recuperación, como un aumento en la presión arterial o frecuencia cardíaca, o una mala cicatrización de heridas.

Ver artículo completo AQUÍ