Qué comer y qué NO comer si tienes cáncer de seno

Sin duda, recibir un diagnóstico de cáncer de mama debe ser uno de los momentos más difíciles en la vida de cualquier mujer. Sólo en Estados Unidos, cada año mueren más de 40,000 mujeres por esta enfermedad que puede detectarse y tratarse a tiempo.

Según los expertos de TheHealthSite, los estudio sugieren que la dieta es responsable de entre el 30 y el 40 por ciento de los casos de cáncer. Esto es lo que puedes comer y lo que NO puedes comer si tienes cáncer de seno:


Frutas y verduras en grandes cantidades. Sus propiedades antioxidantes y antiestrógenos ayudan al organismo a enfrentar mejor la amenaza que representa una condición como el cáncer. Especialmente el betacaroteno, presente en zanahorias, pimientos, brócoli, espinacas, plátanos, papaya y mangos, se relaciona con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad.

NO
Carne roja. Algunas investigaciones han expresado un vínculo entre el consumo de carne roja y algunos tipos de cáncer, como el de seno o el de colon. Varios de ellos señalan que cocinarla a temperaturas altas libera grandes cantidades de toxinas.


Proteína magra, especialmente vegetal. Frijoles, lentejas, nueces y productos lácteos son buena fuente de proteína que ayudará a mantener la masa corporal durante el curso de la enfermedad.

NO
Al alcohol, mucho menos en exceso. El consumo habitual y excesivo de alcohol se vincula científicamente con el desarrollo de cáncer de mama en las mujeres.

Ver artículo completo AQUÍ