¿Qué pasa cuando comes demasiado?

¿Comer de más hace que parezcas –y te sientas– un poco más redonda? Es probable que esa cintura abombada sea temporal. “El estómago medio de una persona adulta puede soportar dos litros de comida, pero se puede expandir hasta cuatro veces su tamaño”, según el doctor Megan Rossi, investigador del King’s College de Londres. “La comida abandona el estómago después de dos horas, pero un homenaje copioso puede tardar hasta cuatro en trasladarse al intestino delgado”.

¿Seis patatas asadas enormes y todavía tienes el tenedor en la mano? Ahora es cuando entra en juego la leptina. “Se conoce como la hormona de la saciedad. En el cuerpo la producen las células adiposas y el torrente sanguíneo se encarga de transportarla hasta el cerebro, que envía al hipotálamo la señal de que ya no estás hambrienta” según el doctor Rossi. No esperes a que te avisen los botones del pantalón para cerrar la boca. Cuando tu cerebro diga basta, escucha.

Ver articulo completo AQUI