¿Realmente necesitas dar 10,000 pasos al día?

Somos muchos los seguidores de la religión de los 10,000 pasos. Llevamos nuestro celular o rastreador de fitness a todas partes, con la esperanza de que, al final del día, alcancemos la cifra mágica. Pero quizá te sorprenda saber que detrás de esta formulación no hay ningún estudio particularmente sesudo.

Los orígenes de los emblemáticos 10,000 pasos se remontan a Japón en 1965, año del lanzamiento de una campaña de marketing para promover un podómetro llamado Manpo-kei (o 10,000 pasos en japonés). Los anuncios para promocionar este aparato decían “Caminemos 10,000 pasos al día”. Tiempo después, otros países (entre ellos Estados Unidos) adoptaron esta medida para promover la buena salud.

Ver artículo completo AQUÍ