Mayorkas: No todos los inmigrantes con órdenes de deportación deberían ser deportados

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo al Comité Judicial del Senado que el sistema de inmigración estadounidense está “roto”, al tiempo que afirmó que no todos los 1,2 millones de inmigrantes ilegales con órdenes de deportación definitivas deberían ser deportados.

El miembro de mayor rango del comité, el senador Chuck Grassley, republicano por Iowa, señaló un memorando del 30 de septiembre en el que Mayorkas decía que “el hecho de que un individuo sea un no ciudadano removible no debería ser la única base de una acción de ejecución en su contra”. Grassley luego preguntó si esto todavía se aplicaba a aquellos que ya tienen una orden de expulsión final en su contra.

“No podemos sacar a 1,2 millones de personas”, dijo Mayorkas, refiriéndose a la impracticabilidad de deportar a tanta gente. Luego cuestionó la validez de esas órdenes.

“No aceptaría necesariamente el hecho de que todos hayan recibido el debido proceso”, dijo.

Cuando se le preguntó si alguno de los 1.2 millones de personas debería ser deportado, Mayorkas dijo que aquellos “que representan una amenaza para la seguridad pública, que representan una amenaza para la seguridad nacional, que representan una amenaza para la seguridad fronteriza”, deberían ser deportados de Estados Unidos.

El senador Chris Coons, demócrata por Delaware, defendió el uso de la “discreción fiscal” del DHS para decidir qué casos de deportación seguir. Coons afirmó que “un enfoque que efectivamente convierte a cualquier inmigrante indocumentado en una prioridad, en realidad no convierte a nadie en una prioridad”.