Quiero ser presidente

JUAN JESÚS AZNAREZ

La división de la oposición venezolana es alarmante desde hace casi dos decenios, pero que lo reconozca Estados Unidos como el principal problema para expulsar a Nicolás Maduro es reciente y clarificador. Hace pocos días, en una reunión con dirigentes de la comunidad judía de Nueva York, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, anticipó que cuando caiga Maduro una multitud alzará la mano reclamando el mando. “Yo, yo seré el siguiente presidente de Venezuela. Habrá unas 40 personas que se crean herederas legítimas de Maduro”, según la grabación obtenida por The Washington Post.

Ver artículo completo AQUÍ